El mágico mundo de Anekke

Había una vez una princesa de cabellos largos y oscuros, de ojos enigmáticos y tez de marfil. Era una princesa muy especial, única, cuya joya más valiosa no lucía en su cabello, si no en su soñador corazón. La princesa se llamaba Anekke. La suave brisa del mar, el reflejo del sol en las olas del mar

Continue reading »